La ruta de Joan Miró en Barcelona

La ruta de Joan Miró en Barcelona

La ruta de Joan Miró en Barcelona

No te pierdas ninguna de las obras del artista barcelonés en la capital catalana

En el 126 aniversario de su nacimiento, queremos rendir un pequeño homenaje a Joan Miró, el pintor, escultor, grabador y ceramista español, considerado uno de los máximos representantes del surrealismo.


Sus obras han dado la vuelta al mundo, están repartidas en grandes museos como el Reina Sofía en Madrid, el Centro Pompidou en París o el MOMA en Nueva York. Pero en Barcelona, su ciudad natal, se conservan muchas de ellas.


1. ¿Cómo vienes a Barcelona? Si vienes en avión, estás de suerte, en la fachada del aeropuerto se encuentra uno de sus mosaicos.

Lo realizó en 1970 con su amigo y ceramista Josep Llorens Artigas. Se trata de un mural de 9 metros de largo por 5 de alto, que cubren la entrada a la Terminal 2 del aeropuerto.

2. De hecho, la intención de Miró era dar la bienvenida a los visitantes de la ciudad por cualquier medio. Porque si vienes en barco, subiendo la Rambla desde el puerto encontrarás el mosaico del "Pla de l'Os", en la Plaza de la Boquería, una de las obras más emblemáticas del artista en Barcelona.


Esta obra surrealista representa un hito kilométrico, que es una señal que indica la distancia en una carretera. Y al estar hecha con losetas de cemento y vidrio triturado, sobrevive al paso de miles de transeúntes cada día.

3. La escultura "Dona i ocell" (Mujer y pájaro) está situada en el parque que después se llamó Parc de Joan Miró. Con una altura de 22 metros, construida con hormigón y cerámica en 1983, fue una de las últimas grandes obras del artista, que murió unos meses después.

La mujer y la naturaleza son sus grandes temáticas y ambas están presentes en esta escultura. A pesar de su complejidad, se puede distinguir la silueta de una mujer con sombrero sobre la que se posa un pájaro.


4. La mayor colección de obras del autor la podemos encontrar en la Fundación Joan Miró, que el artista abrió en 1975 para difundir las últimas tendencias del arte contemporáneo.

Aquí se exponen más de 10.000 piezas entre pinturas, esculturas, tapices, dibujos y bocetos. Pero además, este edificio vanguardista diseñado por su amigo Josep Lluís Sert, alberga exposiciones temporales de otros artistas del siglo XX y XXI.


Y allá donde vayas, sus formas geométricas y sus trazos sencillos en rojo, amarillo, verde o azul, te harán pensar en uno de los artistas catalanes más importantes del mundo.