Cómo hacer una crema catalana casera

  • Inicio
  • blog
  • Cómo hacer una crema catalana casera

Cómo hacer una crema catalana casera

Cómo hacer una crema catalana casera

Te traemos la receta original de la crema catalana, un postre tan típico como delicioso

La crema catalana es el postre por excelencia de la gastronomía catalana, lo puedes probar en la mayor parte de restaurantes de comida tradicional de Barcelona, pero también puedes probar a hacerlo tú mismo en cualquiera de nuestros apartamentos (para eso nuestras cocinas están equipadas)

Ingredientes:

·       500 ml de leche entera

·       1 rama de canela.

·       La piel de medio limón.

·       La piel de media naranja.

·       4 yemas de huevo.

·       15 gr de maicena.

·       60 gr de azúcar para la crema y otros 60 gr para caramelizar encima de cada ración.

1. Limpia la naranja y el limón y pela muy fino la mitad, pero sólo la parte más superficial de la piel, sin llegar a la zona de color blanco.


2. En un cazo, pon la leche, la rama de canela y la piel de la naranja y del limón. Caliéntalo a fuego medio y retirar cuando se empiecen a formar burbujitas en la superficie, justo antes de que hierva.


3. En un bol, mezcla enérgicamente con varillas las yemas de huevo, el azúcar y la maicena, hasta que tenga una textura homogénea y cremosa.




4. Con un colador para que no caiga la piel y la canela, se vierte poco a poco la leche aún caliente en el bol con la crema y se remueve.


5. La mezcla resultante se vierte en el mismo cazo y se pone a fuego bajo removiendo constantemente para que no se pegue.


6. Tras unos minutos, empieza a espesar. Cuando las varillas dejan una ligera marca en la crema, ya está lista y se aparta del fuego.


7. Reparte la crema en los típicos recipientes de barro o en cualquier bol o molde y alisa la superficie con el reverso de una cuchara.


8. Cuando esté frío, se mete en la nevera durante 4 horas como mínimo, aunque lo ideal sería dejarlos enfriar toda la noche.


9. Cuando se va a servir, se echan una o dos cucharadas de azúcar sobre cada ración. Normalmente se utiliza un soplete para caramelizar el azúcar y formar su característica capa dura, pero nosotros tenemos una técnica secreta…




10. Usa una cuchara sopera, pon su parte exterior en contacto directo con una llama y apóyala poco a poco sobre el azúcar. Cuando se enfríe un poco, límpiala y repite. El resultado es realmente impresionante. Antiguamente se caramelizaba con un instrumento como el de la imagen, pero una cuchara dará también buen resultado.


Atrévete a preparar esta receta tan rica como sencilla ¡en los mejores apartamentos de Barcelona! Sólo 20 minutos de preparación y da a tus vacaciones un toque inolvidable. ¡Bon profit!